ozonoterapia-diferencias-oxigenoterapia

Diferencias entre la medicina hiperbárica y la ozonoterapia (medicina alternativa)

Las últimas polémicas sobre el tratamiento con ozono, utilizadas en pacientes hospitalizados por Covid-19, han trascendido el debate científico, llegando hasta el terreno judicial. Esta situación ha afectado a la visión que se tiene sobre otro tipo de tratamientos médicos, que aunque comparten el oxígeno como principio activo, poco tiene que ver los unos con los otros. Este es el caso de la medicina hiperbática u oxigenoterapia, la cual tiende a confundirse con la ozonoterapia. No obstante, existen claras diferencias entre uno y otro tratamiento, empezando por su evidencia y aval científico.

En este artículo explicamos cuál es la diferencia entre la oxigenoterapia y la ozonoterapia, y por qué el primer tratamiento sí que está indicado para la recuperación del Covid-19 y el segundo no.

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es un tratamiento utilizado tradicionalmente para tratar el dolor. También existen algunos estudios que lo indican como germinicida, antiinflamatorio y apto para mejorar el sistema inmune. Esta sustancia se aplica en pequeñas cantidades a través de la sangre, mediante vía rectal, vía vaginal o mediante una bolsa. La mezcla que se aplica, en forma de gas, está compuesta por un 5% de ozono (en cantidades superiores es altamente tóxico) y un 95% de oxígeno.

La ozonoterapia se considera medicina alternativa, ya que más allá de algunos artículos residuales sobre sus beneficios, no existe una evidencia científica clara que permita demostrar su eficiencia.

¿Qué es la medicina hiperbárica u oxigenoterapia?

La medicina hiperbárica, también conocida como oxigenoterapia, consiste en respirar oxígeno puro a una presión más alta de la normal. En estas condiciones tiene lugar la hiperoxigenación de todos los tejidos; llegando a las zonas inflamadas, zonas con déficit de aporte sanguíneo o zonas con mala oxigenación. Como resultado se produce un efecto antiinflamatorio, una mejora del sistema inmune y una aceleración de los procesos de recuperación del organismo. Este tratamiento es concebido como un fármaco en forma de gas, el cual se administra en espacios destinados para ello: las cámaras hiperbáricas.

A diferencia de la ozonoterapia, la medicina hiperbárica si cuenta con el aval de la comunidad médica. Este tratamiento es normalmente aplicado para acelerar los procesos de recuperación del organismo y su uso es cada vez más popular. Actualmente es utilizado por deportistas de élite y clubs, como la Real Federación Española de Fútbol; así como el personal sanitario para tratar diferentes afecciones como el pie de diabético, isquemia crónica, enfermedad pulmonar crónica, quemaduras, osteomielitis, tratamiento oncológicos, etc., y ahora también el Covid-19.

La oxigenoterapia es una práctica comúnmente utilizada por el personal sanitario, dadas las innumerables evidencias de sus beneficios. En nuestra página web puedes encontrar muchos de los estudios médicos que lo demuestran.

Diferencias entre la ozonoterapia y la oxigenoterapia

Ozonoterapia, falta de evidencias científicas

De entrada, la ozonoterapia no está aprobada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ni está incluida en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, ni la Unión Europea lo considera un producto sanitario. Asimismo el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) afirma que el uso de ozono como un tratamiento solo podría utilizarse “en el contexto de un ensayo clínico autorizado por la AEMPS”, ya que según el mismo organismo “hasta la fecha, los estudios disponibles no cuentan con rigor metodológico suficiente para concluir ni avalar los beneficios médicos de esta terapia”. El  comunicado emitido por la autoridad concluye: “este tratamiento no debe ser utilizado en humanos fuera de ensayos clínicos adecuadamente diseñados y aprobados por las autoridades competentes”.

Los pocos estudios existentes sobre el uso de la ozonoterapia presentan pocas evidencias claras sobre aspectos como la conversión viral de positiva a negativa, indicadores de mejora clínica, mortalidad o aparición de efectos secundarios adversos. Además, por el momento, no existen estudios y ensayos clínicos que avalen el tratamiento de ozono en pacientes Covid-19. Actualmente solo existe un informe de dos casos elaborado por el Comité Científico Internacional de Ozonoterapia, donde se analiza su uso en personas infectadas con el virus.

Un mensaje ambiguo que genera confusión

El coordinador del Observatorio de la Organización Médica Colegial (OMC) contra las pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias, Jerónimo Fernández, reflexiona sobre el reclamo de este tipo de tratamientos. Estos suelen focalizarse en la naturalidad de mismo y su falta  de efectos secundarios; incluso muchas veces se juega a la ambigüedad relacionándolo con la medicina hiperbárica o los usos medicinales del oxígeno, pero que nada tienen que ver.

“A veces se utiliza el oxígeno medicinal para subir el nivel de saturación del oxígeno en la sangre en casos, por ejemplo, de enfermedad pulmonar. También utilizamos el oxígeno hiperbárico para algunas patologías, pero esto no es ozonoterapia (…) No solo es un engaño sino que no se ajusta a la medicina basada en el método científico que debemos defender”

Jerónimo Fernández, coordinador del Observatorio de la Organización Médica Colegial (OMC) contra las pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias.

Medicina hiperbárica aplicada por profesionales de la salud

La medicina hiperbárica ha sido utilizada como tratamiento desde principios del siglo XX; la aparición del Covid-19 supone un nuevo escenario donde su aplicación supone la aceleración de un proceso de recuperación durante y después de haber superado el virus. José Fabregat, especialista en neurocirugía y medicina hiperbárica, señala que aunque todavía no se ha aprovechado todo el potencial del tratamiento, este tiene muchos años de historia y forma parte de los servicios cubiertos por el  Sistema Nacional de Salud.

Asimismo, los expertos sanitarios advierten de la necesidad de acudir a centros especializados en su práctica, donde cuenten con profesionales especializados y espacios homologados para su aplicación.

Medicina hiperbárica y Covid-19

La medicina hiperbárica es un tratamiento totalmente indicado para acelerar los procesos de recuperación del Covid-19. En primer lugar, la oxigenoterapia ayuda a mejorar las condiciones respiratorias de los pacientes, además de reforzar el sistema inmunitario. Al aumentar la cantidad de oxígeno disuelto en sangre mejora el intercambio y la circulación; lo cual reduce la inflamación y edema pulmonar causado por el virus, incrementando la oxigenación de los tejidos y regenerando aquellos que están dañados. En estas condiciones, el oxígeno presenta efectos antiinflamatorios.

Además, la medicina hiperbárica está totalmente indicada en los procesos de recuperación poscovid para las secuelas respiratorias y las secuelas físicas. También es realmente útil en los procesos de recuperación de personas deportistas, los cuales experimentan un descenso de su rendimiento físico tiempo después de haber superado la enfermedad.

¿Tienes dudas?, habla con nuestros expertos

En Okysgen Experience, clínica especialista en medicina hiperbárica, ponemos a tu disposición a nuestro personal especializado para que resuelvas tus dudas. Ponte en contacto con nosotros o consulta nuestro apartado de Preguntas Frecuentes sobre los tratamientos con oxigenoterapia.

Y recuerda, somos lo que respiramos.

Preferencias de privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.