jc-gellidon-xX0NVbJy8a8-unsplash

Análisis genéticos para hacer frente al Covid-19: mejorar el tratamiento, evitar riesgos y prevenir secuelas

Las pruebas genéticas presentan diversas funciones: diagnóstico de enfermedades de naturaleza genética y control de su desarrollo, conocer los niveles de riesgo y la probabilidad de que una persona sufra una patología específica, determinar si un individuo es portador de una afección genética con el fin de planificar y tomar medidas frente a la paternidad, informar a un núcleo familiar sobre la existencia de enfermedades genéticas dentro del mismo, encontrar mutaciones genéticas que afectan directamente al desarrollo de afecciones previamente diagnosticadas, analizar el estado y la gravedad de patologías concretas, así como determinar cuáles son los hábitos y el estilo de vida más adecuado para cada individuo en base a su predisposición genética.

Gracias a los análisis genéticos es posible obtener más información, de forma específica, sobre cómo afectará una enfermedad a una persona con el fin de ajustar las medias preventivas como el tratamiento. Actualmente, este tipo de pruebas se utilizan de forma principal o complementaria para diagnosticar y tratar multitud de afecciones y problemas de salud, entre ellos el Covid-19.

Aunque cada vez es mayor el número de estudios e investigaciones sobre del Covid-19, este tipo de coronavirus presenta, todavía, muchas incógnitas respecto a sus efectos a corto, medio y largo plazo. Aunque existe una sintomatología general asociada a la enfermedad, el virus afecta de forma muy diferente dependiendo del paciente y la variante. Las personas enfermas de Covid-19 ocupan un amplio espectro de abarca desde pacientes asintomáticos hasta hospitalizados con graves neumonías, así como casos de disfunción multiorgánica que pueden conducir al fallecimiento.

En este sentido, identificar los factores genéticos, relacionados con las diferentes formas de Covid-19, es fundamental, con el fin de conocer y evaluar las posibles consecuencias y afección del virus en el organismo: gravedad y susceptibilidad del organismo frente al Covid-19.

¿Qué función tienen las pruebas genéticas específicas de Covid-19?

Al igual que ocurre en otras enfermedades infecciosas, existen evidencias sobre la influencia que ejerce la genética de la persona en el desarrollo de este tipo de patologías. Los estudios genéticos ofrecen una imagen completa sobre cómo es esta influencia genética en las diferentes enfermedades, en este caso, frente a la infección del Covid-19 y sus secuelas.

Test Covid-19 Risk: prevención de secuelas y seguridad en el tratamiento

Recientemente, en los últimos estudios sobre genética y Covid-19, se ha descubierto que aquellos individuos portadores de un segmento concreto de ADN tienen un 20% menos de probabilidades de desarrollar una infección grave a causa del virus.

Una investigación internacional: The Covid-19 Host Genetics Initiative-Covid-19 HGI

El estudio The Covid-19 Host Genetics Initiative – Covid-19 HGI es un proyecto de investigación internacional en el que han participado 3.300 investigadores, más de 49.000 pacientes de Covid-19 de 19 países. El objetivo del proyecto es compartir datos, resultados y recursos con el fin de crear fuentes de información fiable que permitan entender mejor el comportamiento del coronavirus en base a la predisposición genética de cada persona.  Es decir, dibujar un mapa de variaciones genéticas que arroje pistas sobre su influencia en los diferentes niveles de gravedad de la infección.

Entre los últimos resultados obtenidos destacan las variantes de 13 regiones del genoma humano, la mayoría de ellas asociadas a enfermedades pulmonares, enfermedades autoinmunes y enfermedades inflamatorias. Asimismo, se descubrieron seis nuevas variantes que podrían estar directamente relacionadas con la susceptibilidad a desarrollar las infecciones de Covid-19 más graves.

Este estudio tiene una gran relevancia dentro de la lucha contra el Covid-19, ya que conocer en profundidad qué variantes y qué genes influyen en la respuesta del organismo frente al virus, permite entender mejor los mecanismos de respuesta del sistema inmune a la infección y mejorar, en gran medida, los tratamientos. Asimismo, esta información también posibilita determinar con mayor precisión, y previamente al desarrollo de la enfermedad, qué individuos tienen mayor riesgo de sufrir un episodio grave.

Adecuar el tratamiento frente al Covid-19 a las características del paciente

Una de las funciones más importantes de los análisis genéticos, enfocados en la detección de variantes genéticas relacionadas con el virus, es la de conseguir tratamientos más seguros para los pacientes. Mediante la información genética es posible prever de qué forma cómo afectará al paciente el tratamiento contra el Covid-19 y cuál es su nivel de sensibilidad frente a los fármacos y diferentes métodos utilizados, adaptándolos y adecuándolos a cada persona con el fin de evitar posibles efectos secundarios.

Prevención de secuelas poscovid

Otra de los objetivos de los estudios genéticos Covid-19 es el de prevenir futuras secuelas respiratorias, cardiovasculares o físicas. Una de las grandes incógnitas, todavía, del coronavirus es la aparición de secuelas, las cuales no siguen un patrón determinado y aparecen independientemente de la gravedad de la enfermedad. Estas pueden afectar a diversidad de órganos y funciones corporales, aunque los principales problemas poscovid se encuentran en el sistema respiratorio, el sistema cardiovascular, así como alguna sintomatología independiente como: dolores de cabeza, problemas neurológicos, dolor muscular y fatiga, así como rojeces en la piel.

Gracias a las pruebas genéticas es posible conocer si existe riesgo y cuál es el grado de desarrollar posibles secuelas.

Determinar si existe riesgo de desarrollar o agravar otras enfermedades

Una función muy importante de los análisis de variantes genéticas relacionadas con el Covid-19 es la de determinar si la infección afectará a otras patologías subyacentes y de qué manera lo hará. En este sentido, este punto recibe especial importancia ya que otros problemas de salud existentes en el paciente podrían verse gravemente agravados a causa de la infección por Covid-19, sobre todo en el caso de las afecciones cardiovasculares y respiratorias. También es muy recomendable la realización del estudio genético para aquellas personas que tiene problemas de salud relacionados con el sistema inmunológico.

Genética y Covid-19: Test Covid-19 Risk

En Oksygen Experience contamos con un amplio catálogo de pruebas genéticas, cada una enfocada en un ámbito de la salud. En el caso del Covid-19, el estudio Covid-19 Risk analiza, a partir de una muestra de saliva, las variantes genéticas relacionadas con el virus, las cuales influyen en:

  • Enfermedades o problemas de salud existentes que pueden agravarse en caso de infección.
  • Sensibilidad a los medicamentos utilizados comúnmente en el tratamiento tanto del Covid-19 como del fallo respiratorio.
  • Enfermedades que causan crisis metabólicas o trombóticas reversibles inducidas, generalmente, por afecciones severas como el Covid-19.
  • Problemas de salud y enfermedades que causan complicaciones cardiopulmonares reversibles, las cuales pueden verse agravadas por enfermedades severas como el Covid-19.
  • Afecciones del sistema inmune relacionadas con la producción de Interferón tipo I (IFN), las cuales pueden aumentar el riesgo de neumonía grave en caso de contagio.

Los de esta prueba se obtienen en un período entre 6 y 8 semanas.

Preferencias de privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.