medicina-hiperbárica-artrosis

Reduce los síntomas de la artrosis con el tratamiento de medicina hiperbárica

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que conforman el aparato locomotor y se produce cuando el cartílago protector de esas articulaciones se desgasta con el paso del tiempo. Esta patología crónica y degenerativa pertenece al grupo de las artropatías y afecta principalmente a las articulaciones de las manos, rodillas, caderas y columna vertebral.

La medicina hiperbárica se aplica para el tratamiento de multitud de patologías y afecciones de salud como el cáncer, el pie de diabético, la fibromialgia, las secuelas poscovid respiratorias y secuelas físicas, la cicatrización de heridas y úlceras, etc.

La oxigenoterapia es un tratamiento cuyo principal y único principio es el oxígeno puro, el cual es respirado por el paciente a una presión más alta de la normal en cámaras hiperbáricas, que son espacios habilitados para su aplicación.

El objetivo de la medicina hiperbárica es incrementar los niveles de oxígeno en la sangre, elemento fundamental para el correcto desarrollo de la función celular. Al aumentar los niveles, el oxígeno puede llegar a aquellas zonas y tejidos que, debido a diferentes afecciones y problemas de salud, se encuentran en situación de deficitaria. Este fenómeno tiene como resultado innumerables beneficios para las personas con artrosis, ya que se produce un efecto antiinflamatorio generalizado, se aceleran los procesos de recuperación y se refuerza el sistema inmune.

Además, la medicina hiperbárica tiene muchos otros beneficios para el organismo como la regulación del sistema nervioso, del metabolismo y del descanso; la disminución de la presión sanguínea, así como de varices y celulitis; la mejora de la circulación, la memoria, el tránsito intestinal, la producción de melanina, así como la salud de piel y del cabello.

A continuación, te explicamos cómo el tratamiento de oxigenoterapia mejora cada uno de los síntomas de la artrosis.

Calma el dolor articular

Uno de los principales síntomas de la artrosis es el dolor articular debido a numerosos factores como el desgaste del cartílago articular, encargado de soportar y distribuir las diferentes cargas proporcionado un movimiento de deslizamiento suave; el adelgazamiento y la malformación del hueso subcondral, área blanda de los huesos con la función de sostener el cartílago; la inflamación de la membrana sinovial, la cual recubre el interior de las articulaciones disminuyendo el roce entre los diferentes elementos; la lesión de los ligamentos asociados, que conectan los huesos y permiten el movimiento de las articulaciones; así como la hipertrofia de la cápsula articular, encargada de mantener el contacto de las articulaciones.

En definitiva, la artrosis supone una degeneración de los elementos y procesos articulares, lo cual aumenta la fricción entre las epífisis óseas dado como resultado el dolor.

El tratamiento con medicina hiperbárica genera un efecto antiinflamatorio y analgésico generalizado. Al aumentar los niveles de oxígeno en el plasma, mejora la circulación sanguínea de todos los tejidos, lo que contribuye a disminuir el dolor. Asimismo, la oxigenoterapia fomenta la producción de interleuquinas antiinflamatorias y disminuye la producción de interleuquinas inflamatorias, a la vez que promueve la vasoconstricción no hipoxemiante, reduciendo el edema y la extravasación de líquido, ambos elementos responsables del dolor en los procesos inflamatorios. Además, en estas condiciones el oxígeno genera péptidos opioides enógenos, elementos analgésicos fundamentales en la regulación del dolor.

Revierte y ayuda a retardar el proceso de deformidad articular

Las epífisis óseas, además de producir dolor, desgastan la articulación deformándola y lesionándola. 

La terapia con medicina hiperbárica contribuye a fomentar la ortogénesis (crecimiento del hueso), gracias a la estimulación de la proliferación y el crecimiento de células en el tejido óseo.

Disminuye el edema articular y la inflamación de los tejidos

La artrosis produce una inflamación de los tejidos blandos ubicados alrededor de las articulaciones, lo cual da como resultado una mala circulación, generando regiones hipóxicas (con déficit de oxígeno). Asimismo, también se da una inflamación de la membrana sinovial, tejido que recubre las articulaciones, encargado de producir el líquido gelatinoso existente entre el cartílago y la articulación; la inflamación de dicho tejido impide la generación de este líquido, lo cual contribuye a la epífisis ósea.

El incremento de los niveles de oxígeno no solo mejora la circulación sanguínea de los tejidos blandos, reduciendo así el edema, además promueve la producción de nuevos vasos sanguíneos totalmente funcionales (neoangiogénesis); mejorando, de esta manera, el flujo sanguíneo.

Asimismo, el tratamiento con oxigenoterapia contribuye a la disminución de la inflamación de la membrana sinovial, así como del tejido del propio cartílago. Esta mejora reduce el riesgo de sufrir fístulas y detiene el desarrollo de la esclerosis del hueso subcondral.

Disminuye la hipersensibilidad del tejido articular

Una de las consecuencias, del desgaste de los elementos que forman las articulaciones, es la aparición de la hipersensibilidad, sobre todo, frente a estímulos de presión. 

La inflamación articular y la mala circulación en la zona son las principales causas del aumento de la sensibilidad en el área dañada. La oxigenoterapia contribuye, en gran medida, a revertir este efecto.

Ayuda a mejorar la flexibilidad y movilidad de las articulaciones reduciendo la sensación de rigidez

Toda la sintomatología adscrita a la artrosis, anteriormente descrita, genera una sensación de rigidez generalizada, mermando así la flexibilidad y la movilidad del paciente.

La medicina hiperbárica ayuda a revertir los diferentes síntomas a través de la mejora de la circulación, la producción de nuevos vasos sanguíneos, la disminución del dolor, la reducción de las zonas inflamadas y la regularización de todos los procesos presentes en la movilidad articular. Asimismo, el aumento de los niveles de oxígeno en sangre, contribuyen a incrementar la producción de colágeno, proteína indispensable para el buen estado y el correcto funcionamiento de tendones, cartílagos, huesos, piel, etc. El incremento de colágeno no solo contribuye a mejorar la movilidad, sino que además retrasa el desarrollo de la enfermedad.

Reduce los síntomas de la artrosis en Oksygen Experience

El tratamiento con medicina hiperbárica se aplica en centros especializados, Oksygen Experience es una clínica de Barcelona experta en el tratamiento con oxigenoterapia y que te ofrece además otros muchos servicios de salud.

Si quieres saber cómo puede ayudarte la medicina hiperbárica a reducir los síntomas de la artrosis, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo médico. También puedes consultar nuestro apartado de Preguntas frecuentes o reservar directamente tu primera sesión de oxigenoterapia.

Preferencias de privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.